sábado, 10 de mayo de 2008

Historia de un cántico

Tras un inicio de partido apretado la sombra del partido de Palma volvía a planear sobre los 11.000 aficionados que abarrotaban el Pabellón Principe Felipe. Una sombra alargada que aglutina todas las decepciones y sinsabores que hasta ayer componían los seis años de historia del Basket CAI Zaragoza.

Seis años de desencantos que terminaron por crear ciertas supersticiones en el imaginario colectivo que encontraran un porqué irracional a tanto nefasto resultado. Supersticiones que sobrepasaron la barrera de las manías personales y que, por ejemplo, hicieron que el tradicional blanco de la equipación de respeto del CAI Zaragoza fuera sustituido por un elegante negro durante dos temporadas. Uno de estos rituales que se asentaron en la memoria colectiva de la afición del CAI Zaragoza decía que el popular cántico que reza aquello de ¡este año sí! resultaba gafe. Una creencia que se ha visto reflejada en la máxima que los de Curro Segura han aplicado a lo largo de toda la temporada: no hay más futuro que el próximo partido. Una filosofía que el cuadro rojillo sólo dejó de cumplir en el pasado partido frente a Palma Aqua Magica y que se saldó con una derrota para los zaragozanos.

Por ello cuando el CAI Zaragoza rompió el partido en el tercer cuarto el público estalló gritando la tonadilla prohibida. Como si de un ritual de exorcismo se tratase la afición expulsó todos los demonios acumulados años anteriores en un atronador ¡este año sí! que resonó en todas las esquinas del pabellón. Quedaba más de un cuarto de partido por jugarse pero daba igual. Aquello fue el inicio de un éxtasis colectivo, un liberador grito que desató un torrente de emociones que inundó el Principe Felipe y se extendió por el resto de la ciudad. Una sensación de felicidad incontrolada que culminó con la entrega a Matías Lescano del trofeo que acredita al CAI como campeón de la Liga LEB y futuro equipo de ACB. Y es que... ¡ESTE AÑO SÍ!


Momento en que el Principe Felipe entona el ¡este año sí!

Enlaces relacionados:
El ascenso visto por Ana Lahoz
¿Y ahora, qué? por Victor Lorente

8 comentarios:

Javi dijo...

Y costó romper el miedo...que hasta que no se vio al CAI 30 puntos arriba no se cantó!!
El video: fantástico. Recoge a la perfección lo que vivimos las más de 11.000 personas que estábamos en el Felipe.
¡Este año sí!
Un saludo

Dr. Basket dijo...

En general se llevaban casi dos temporadas sin atreverse a cantarlo. El año pasado ni se intentó.

Este año, solo al final del partido del Inca, y el otro día, como bien dices, hasta que no ibamos de 30, todos chitón.

Escarmentada que esta la gente oye.

Pero bueno, al fin ACB

meris dijo...

estaras contento, ¿no?

Maite Robles dijo...

Hola Javi, buena crónica completada por el vídeo que recoge el ambiente que describes.
Saludos!

Ana L. dijo...

Buena idea lo de los enlaces! Gracias! Victor también tiene una actualización del ascenso... :)

Un saludo Javi

Víctor J. Rodríguez dijo...

Bueno ya era hora. La verdad, no me imaginaba otro año en la LEB. Ahora a ver cuanto duran...esperemos que mucho.

Grande Javi! Sigue así!

Si pones fotos...jejeje, no, así esta bien...

Quike Quílez. http://quikinho.wordpress.com dijo...

Buen post amigo, ahora lo que toca es disfrutar de la próxima temporada.
Esperemos que el bloque del equipo (DP, Lescano, Quinteros, Victoriano, Starosta, Victor...) se mantenga y se pueda completar con buenos jugadores.
Gran vídeo que refleja la emoción del momento...

Yo misma dijo...

Muy buena la entrada; es cierto, parecía un cántico maldito, y hasta que no hubo treinta puntos de diferencia no nos atrevimos. Planeaba el fantasma de los play-offs pasados. Por eso me encantaba la frase de Antorán "Maño, te lo digo en Mayo"